Novedades

E3 2018: lo que nos dejó el mayor evento de videojuegos del mundo

Nos encontramos a tan solo algunas horas del cierre de la E3 2018, tal vez el mayor evento de videojuegos del mundo y, como suele suceder, los principales protagonistas fueron titanes como Microsoft, Nintendo, Sony y Bethesda entre otros. Ahora que ha terminado es un buen momento para ver los ganadores y los perdedores del E3 2018.

Vale la aclaración: aunque la Expo tiene lugar durante los días 12 a 14 de junio, lo más fuerte ya ha pasado y nos permitimos sacar algunas conclusiones.

La E3 -Electronic Entertainment Expo- es una de las convenciones más importantes de la industria de los videojuegos a nivel mundial, que reúne a miles de desarrolladores, empresas de software, gamers y periodistas especializados en la industria del entretenimiento interactivo, bajo un mismo techo. En la cual se muestran empresas de vanguardia, nuevas tecnologías y productos nunca antes vistos.

Desde FMRoka.com te contamos cuales fueron los ganadores, los perdedores y las grandes sorpresas. 

Los ganadores:

Phil Spencer durante su presentación en la E3 2018.

En su mayoría editores y especialistas concuerdan con que el gran ganador de este año ha sido Microsoft. Sin dudas era la compañía que más tenía que demostrar en este E3 y finalmente cumplió. No solo por la avalancha de títulos nuevos, sino por la compra de nuevos estudios de desarrollo (y la promesa de más juegos exclusivos). La punta de este iceberg fue el discurso de Phil Spencer en el que recalcaba que siguen trabajando en una solución de juegos en streaming y reforzando más aún la idea de mayor catálogo sin tener que renunciar a calidad o variedad. El gigante de Washington, logró una presentación que combinaba los videojuegos exclusivos más esperados (‘Gears‘, ‘Halo‘, ‘Forza‘) y sorpresas como ‘Cyberpunk 2077‘. Sobre el final, nos presentó un Xbox Game Pass más atractivo que nunca.

También se destacan dos apuestas que difícilmente pueden salir mal: por un lado la llegada de ‘Fortnite‘ a Nintendo Switch (aunque sin el modo ‘Save The World‘) y por otro, ‘The Last Of Us II’, ‘Death Stranding‘ y ‘Spider-Man‘ para Sony, quienes se centraron en varios exclusivos con la suficiente fuerza como para seguir ensanchando el, de por sí ya atractivo, catálogo de PlayStation.

Los perdedores:

“The Elder Scrolls VI”, sólo un logo.

Con respecto a este punto César Muela, lead editor de Xataka un portal especializado en tecnología nos dice:

Square Enix generó mucha expectativa de cara a su propia rueda de prensa en Los Ángeles, pero finalmente nos dejó con un sabor agridulce. Tenía cartas claras como el esperado remake de ‘Final Fantasy VII’ o su título dedicado a los ‘Vengadores’, pero apenas pasaron de puntillas por ellos y realmente su presentación fue un repaso de todo lo que vimos un día antes en Xbox. Ubisoft jugó a la comodidad de sus franquicias, pero creo que ni un nuevo ‘Assassin’s Creed’ basado en Grecia ni un nuevo ‘Just Dance’ son motivos como para estar a la altura de otras desarrolladoras en este E3. Eché en falta algo sorprendente, que demuestre lo que la compañía prepara para el futuro. EA fue muy predecible con sus deportes (FIFA, NBA) y se centró mucho en juegos móviles. Una estrategia de diferenciación pero a la que dedicaron demasiado tiempo, en vez de profundizar en ‘Anthem’ o ‘Battlefront II’, dos títulos muy esperados

Por otra parte, una mención especial a ‘The Elder’s Scrolls VI‘ unos de los juegos más esperados del que sólo mostraron el logo (?).

La revelación/sorpresa del E3:

El apartado gráfico de “The Last of Us II”, uno de los puntos más altos del que quizás sea el videojuego del año.

Sobre el título que se llevó todos los aplausos en esta deslucida convención no quedan dudas, todos las voces apuntan a ‘The Last of Us II’. Un videojuego que fue el broche de oro para la PlayStation 3 y que por lo visto, su sucesor será el equivalente para la PlayStation 4. Un apartado gráfico increíble y una jugabilidad que, aunque no rompe ningún molde, consigue convencer a todos los especialistas: es un candidato para ser el mejor juego de la actual generación de consolas.

Finalmente y a nivel general, una de las sensaciones más compartidas entre los asistentes, es que más allá de algunos anuncios puntuales la E3 2018 será recordada como una ediciones mas conservadoras de los últimos tiempos, con pocas novedades reales y poco sorprendente en general. La sensación que nos deja la E3 2018 es que la generación de consolas actual está llegando a su parte final y que 2019 será el último gran año. Veremos.