Novedades

Han Solo, más solo que nunca

Alden Ehrenreich es el joven Han Solo.

El fracaso taquillero de Solo: Una historia de Star Wars empieza a tener consecuencias. Al parecer los tibios resultados de recaudación del segundo spin-off de la saga galáctica, han provocado que Lucasfilm haya decidido, por el momento, detener la producción de esta serie de proyectos encuadrados bajo el nombre de A Star Wars Story.

Desde que Disney compró la productora de George Lucas en 2012 con intenciones de retomar la saga de Star Wars, sus resultados de taquilla habían sido impecables. La esperada Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza (J. J. Abrams, 2015), se convirtió nada menos que en la tercera película con mayor recaudación de la historia, superando los dos mil millones de dólares. Luego la serie de spin-offs se abrió a continuación de la mano de Rogue One (Gareth Edwards, 2016), que funcionó también de forma muy eficaz y logró un retorno que cuadriplicase el dinero invertido. Y por último la entrega más reciente de la saga principal, Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi (Rian Johnson, 2017), aunque bastante floja de críticas, logró también muy buenas cifras, y consiguió entrar en el top 10 de películas más taquilleras de la historia.

Daisy Ridley en el papel de Rey, para Episodio VIII – The Last Jedi

Sin embargo, las cifras de la película de Ron Howard, centrada en la vida del mítico personaje de Harrison Ford, no solo no han alcanzado los mil millones de dólares de recaudación, sino que apenas han recuperado el dinero invertido. Prácticamente un tercio de lo que logró Rogue One.

Felicity Jones en Rogue One, 2016.

¿A qué se debe este bajón? Bueno, desde Cultura Pop creemos que hay varios factores que inciden en este resultado. Podemos pensar en una desafortunada selección de la fecha de estreno, demasiado cerca en el tiempo con dos grandes éxitos como Infinity War y Deadpool 2; la accidentada gestión del propio proyecto, recordemos que en medio del rodaje se despidió a sus dos directores, Phil Lord y Christopher Miller, y una gran parte de las secuencias tuvieron que volver a ser rodadas de la mano de Ron Howard; y por último, la indudable campaña mediática en contra que tal vez relacione todo esto.

Como decíamos al comienzo y según informa Collider, los bajos resultados de la peli han hecho que Disney decida bloquear los proyectos en marcha vinculados con ese universo de spin-offs. En este sentido, se ha detenido la producción de una película sobre Obi-Wan Kenobi, que se encontraba ya en desarrollo, y también se han frenado las conversaciones con James Mangold, director de Logan, de cara a una posible película sobre Boba Fett, de la cual se había empezado a hablar con fuerza en las semanas previas al estreno de Solo.

Boba Fett en Episodio VI -The Return of the Jedi. Vemos esta imagen y nos preguntamos… ¿Hace falta una película de Boba Fett?

La idea de Lucasfilm es ahora centrarse en el Episodio IX de la saga principal, que llegará a los cines en diciembre de 2019.