Novedades

Charly y Calamaro. Una historia de infidelidad.

Esta es la historia los 2 mejores musicos que tiene la argentina sin ninguna duda. Pero que paso con la amistad y camaraderia que tenian?
Una gran amistad que se rompe por el amor de una mujer. Un triangulo amoroso que rompe una amistad de dos grandes.
Monica Garcia es la mujer en cuestión. Quien fuera la esposa de Andrés Calamaro en ese entonces y Charly Garcia quien metiera la narices en esa pareja.
Charly García inició su carrera a mediados de lo 70 con diversos grupos de rock. Para la década de los 80 se convirtió en uno de los rockeros más importantes de Argentina. En ese momento comenzó a trabajar con Andrés Calamaro, quien tocaba los teclados en unos de sus proyectos. Al poco tiempo, Calamaro se lanzó como solista pero no obtuvo el éxito deseado. Calamaro emprende un vaje a España y forma Los Rodriguez y su éxito comienza a surgir.
En el caso de Charly todo lo contrario, aumentaba su consumo de drogras y aumentaba los episodios depresivos. Entonces decide viajar a Madrid donde conoce a Monica. Dicen que la sagacidad y enorme colmillo de Charly encantaron a Mónica. Desde ese entonces empezaron las disputas entre ambos músicos.
El momento de tension fue cuando Andres fue a buscar al Chaly con un bate de baseball. Garcia haciendose el gracioso le responde que no se queria romper las manos por que tenia que tocar. En esa epocas no existia ni Twitter ni Instagram para decirse cosas y no tuvo mejor idea que componer una cancion y compuso Alta suciedad.
El campeón tiene miedo tiene miedo de pegar no se quiere romper las manos porque tiene que cantar el ritmo del protector bucal el bombo de la ciudad le golpea en el culo golpea y nada mas alta suciedad! (basura de la alta suciedad) no se puede confiar en nadie mas alta suciedad! (basura de la alta suciedad) no se puede confiar en nadie (mas)
Si Calamaro no contestó con el suyo –Alta suciedad– al de García-Mercedes, en la historia parecerá que sí. Al Alta fidelidad, un nombre muy musical, que en primera lectura alude a una amistad entre ambos intérpretes, Andrés opuso uno que da título a un tema que dice “No se puede confiar en nadie más, alta sociedad, basura de la alta sociedad”, en una de cuyas canciones amenaza con “pasar a retiro de un tiro”, o de un batazo, o de un susto, al “culpable” de su soledad. Charly fue durante mucho tiempo Carlos García Moreno, y una parte de su familia presumía de codearse con la alta sociedad porteña. Entre las docenas de temas nuevos de Andrés –“el peor de estos es mejor que el mejor de Charly en los últimos diez años”, suele decir cuando está muy up, y no para que sea publicado– hay uno que alude a lo que ve como una constante histórica en ambas carreras.
Una historia interesante para entender un gran tema y un gran disco de nuestro hermoso Rock Nacional.
Por Facundo Benavidez